Antología de Microrrelatos en Libro de Notas

La pasada primavera Libro de notas lanzó el I Concurso de Microrrelatos LdN, con las premisas de que los textos no superasen las 125 palabras, fuesen de ciencia ficción y tuviesen como tema el libro. Se presentaron 227 microrrelatos. Ahora, LdN ofrece una antología con los textos premiados, los finalistas y una amplia selección del resto.  De yapa, 12 ilustraciones que acompañan el libro. Se puede descargar de la librería de LdN en forma libre.

Publico aquí un par de microrrelatos, el ganador, El efecto Quijote, de Miguel A. Román, y Beatus búnker, que fue uno que presenté para el concurso y va antologado en el libro. A leer, pues.

El efecto Quijote, de Miguel A.Román
Parecía buena idea: un chip intracerebral, un puerto USB y cualquiera podía enchufarse un libro electrónico e inyectarse en segundos el manual de la lavadora, el periódico, la Biblia o la Iliada. Pero hubo un fallo: saturaron el filtro de la fantasía, el mecanismo por el cual nuestra mente diferencia lo real de lo ficticio. Ahora las calles están llenas de Julietas suicidas, D’artagnanes retadores, Ulises cegando Polifemos; y hétenos aquí, tú y yo, mi buen Sancho, solos para detener tanta barbarie.
* * *

Beatus búnker, de Germán Machado
Nunca supieron cuál fue la última causa. Tampoco los alcances definitivos del cataclismo. Pero al andar vieron la devastación. Respiraron el aire espeso. Trajinaron por la tierra yerta y reseca como la piel abandonada de una víbora. Supieron lo que era el hambre y la sed. Así fue la peregrinación hasta Svalbard. Ese camino árido. La lentitud del desmembramiento. La esperanza
puesta en un mapa que ya no se correspondía con la geografía ni con la historia ni con la realidad.
Cuando al final, ya casi exhaustos, los supervivientes entraron al silo acorazado, descubrieron entre las semillas un ejemplar de las Geórgicas, un par de herramientas para cultivar y poca cosa más.
* * *
Anuncios

Zipisquillas en la terna finalista del Premio Bartolomé Hidalgo

Una buena noticia: La novela Zipisquillas fue seleccionada para la terna finalista del Premio Bartolomé Hidalgo que entrega la XXXIII Feria Internacional del Libro de Montevideo.

Zipisquillas: finalista premio Bartolomé Hidalgo

Tapa de Zipisquillas _ Ilustración de Magdalena Sayagués

Hoy fui a la ceremonia de inauguración de la Feria. Allí,  luego de los discursos del Presidente de la Cámara del Libro del Uruguay, Álvaro Risso,  la Intendenta de Montevideo, Ana Olivera, de la viceministara de Cultura, Ing. María Simón y del Presidente de la República, José Mujica, se dieron a conocer los finalistas. En la categoría Narrativa Infantil, Zipisquillas comparte la terna junto con “Música de vampiros”,  de Federico Ivanier; y  “Los Andaluins y los talismanes sagrados”, de Gabriel Aznares.

La entrega de premios, de acuerdo con el programa de la feria, será el sábado 2, a las 19hs.

Dicen de Zipisquillas…

La revista mensual Participando, en su número de setiembre, presenta una reseña de Zipisquillas. Agradezco al autor de la misma, Ricardo Salvarrey Arana, la atención prestada y la difusión entusiasta.

Una lectura de Zipisquillas

Las cosquillas del aprendizaje

Zipisquillas es un libro que armoniza muy bien los siguientes puntos: 1) las vivencias de su autor, 2) su conocimiento de la etapa que vive el niño para el cual escribe, 3) la lógica de las diferencias (tan difícil de aprender y aprehender a lo largo de la vida) y 4) promueve la curiosidad por saber y descubrir cosas nuevas, cuestión no menor e inseparable una de la otra. Pasemos a comentar estos cuatro puntos que apreciamos en este libro de German Machado, un uruguayo que ha recibido numerosos premios por distintas obras, tanto en poesía como en narrativa, sobre todo para niños. En referencia a lo primero, el autor tiene la cualidad de imaginar recordando su infancia y demuestra la capacidad imprescindible de articular esto con lo segundo, orden arbitrario que no significa importancia de uno sobre otro. Entendemos que no debe haber literatura que exija más conocimientos y a la vez sea tan delicada de llevar adelante, si es que apunta a la formación moral e intelectual, como la que se enfoca en la etapa fundadora de futuros hombres y mujeres. Estos gurises de hoy, reciben a través de este excelente material en el personaje Zipisquillas y sus compañeros de aventuras, el reflejo de sí. Esto significa pensarse y pensar a los demás aprendiendo e incorporando el conocimiento y la persona que es el otro (eso es aprehender) en lugar de discriminarlo por sus características y capacidades, físicas e intelectuales. Ello ocurre cuando describe a los personajes con cualidades tan diferentes y tan similares a lo mejor de lo humano, diciendo que es en definitiva “un niño común”, allí lo logra. Por último, la cantidad de información la brinda el autor en una medida muy justa, al punto que no molesta para nada en la lectura algunos términos en latín y otro cúmulo de informaciones que en realidad impulsan a la búsqueda. Esta es en definitiva, la manera más firme de obtener conocimiento y generar nuevo. En resumen, Zipisquillas y su recuperación de las cosquillas es un camino para toda la vida.

Ricardo Salvarrey Arana

Una reseña anterior de Zipisquillas puede leerse en el blog de Darabuc.

Notas sobre la cuestión del libro-álbum (3): Walter Benjamin

Se cumple en la noche de hoy el 70 aniversario de la muerte de Walter Benjamin.

Walter Benjamin (Berlín, 15/7/1892 - Portbou 27/9/1940)

A modo de homenaje, quería rescatar hoy un fragmento de uno de sus libros: Escritos. La literatura infantil, los niños y los jóvenes. Este libro, en realidad, es una edición póstuma de distintos textos que Benjamin fue escribiendo sobre el tema. Decir “uno de sus libros” no parece ajustado al carácter de este intelectual que encontró en lo fragmentario, en la imposibilidad de sistematizar, justamente, un modo de expresión iluminadora del tiempo en que le tocó vivir, y morir.

Recojo pues un fragmento de un fragmento en el que, así lo entiendo, Benjamin captó perfectamente la relación del niño con el libro ilustrado, o eso que hoy llamamos libro-álbum:

No es que las cosas emerjan de las páginas, al ser contempladas por el niño, sino que éste mismo entre en ellas, como celaje que se nutre del policromo esplendor de ese mundo pictórico. Ante su libro iluminado, practica el arte de los taoístas consumados; vence el engaño del plano y, por entre tejidos de color y bastidores abigarrados, sale a un escenario donde vive el cuento de hadas. Hoa, palabra china que significa “colorear”, equivale a kua, “colgar”: cinco colores cuelgan de las cosas. En ese mundo permeable, adornado de colores, donde todo cambia de lugar a cada paso, el niño es recibido como actor. Con el ropaje de todos los colores que recoge al leer y mirar, se interna en una mascarada. Participa en ella al leer —porque también las palabras intervienen en esa mascarada, y revolotean en ella cual sonoros copos de nieve. “Príncipe es una palabra condecorada con una estrella”, dijo un muchacho de siete años. Cuando los niños inventan cuentos, son escenógrafos que no admiten la censura del “sentido”. Es muy fácil hacer la prueba. Si se les da cuatro o cinco palabras para que las reúnan rápidamente en una breve oración, aparecerá la más sorprendente prosa: no una visión del libro infantil, sino una indicación del camino que lleva hacia él. Las palabras se disfrazan de un solo golpe, y en un abrir y cerrar de ojos quedan envueltas en combates, escenas amorosas o trifulcas. Así escriben los niños sus textos, pero también los leen así. Y existen raras pero apasionantes cartillas que juegan un juego parecido a través de imágenes”.

Walter Benjamin, Panorama del libro infantil (1926). En: Escritos. La literatura infantil, los niños y los jóvenes. Editorial Nueva Visión, Buenos Aires, 1989 (p.73-74).

Los espejos de Anaclara, de Mercedes Calvo, finalmente en Uruguay

El viernes 1 de octubre, a las 11 horas, en el marco de la XXXIII Feria Internacional del Libro de Montevideo, en el Salón Rojo de la Intendencia, con la participación de alumnos de la Escuela Pública No. 373 de Montevideo, tendrá lugar la presentación del libro Los espejos de Anaclara, de la poeta uruguaya, salteña para más datos, Mercedes Calvo.

Invitación para grandes y chicos

Hay mucho material en la web sobre este libro de poesía de Mercedes Calvo, obra ganadora del Premio Hispanoamericano de Poesía para niños, 2008, convocado por la Fundación para las Letras Mexicanas, y editado con ilustraciones de Fernando Vilela, por la editorial mexicana Fondo de Cultura Económica.

Y cuando digo mucho material, es mucho material.

Varios videos en Youtube filmados cuando la presentación del libro en México, o con entrevistas a la autora. Destaco uno en particular, donde María García Esperón lee la carta que le envió uno de los miembros del jurado, Pedro Villar, a la autora.

Luego, una reseña elogiosa de María García Esperón, que acierta al decir que:

No ha entregado solamente un poemario Mercedes Calvo. Ha entregado un mapa de los estados del alma. No del alma infantil, adolescente o adulta, sino del alma del origen, claros ojos abiertos frente a un claro misterio, alma humana estremecida, permeada y prolongada en el misterio de las cosas.

Y una nota destacable, que es un análisis exhaustivo de la poesía de Mercedes Calvo escrito por Anabel Sáiz Ripoll donde se presenta una nota biográfica de la autora, se evalúa la importancia de el premio obtenido, se analiza el libro de manera minuciosa, y se hacen pronósticos de futuro sobre la presentación de nuevos libros de Mercedes Calvo, que ya los veremos.

En el brocal del pozo / yo me incliné / y una palabra al fondo / dejé caer. // El espejo del agua / que se quebró / me robó la palabra / se la llevó. // Por un camino oscuro / se fue mi voz / yo me quedé pensando / ¿se me perdió? // Pero el eco del agua / me contestó: / siempre la poesía / se hace de a dos.

En Uruguay no se destacó el hecho de que esta uruguaya ganara un premio tan prestigioso. Hasta donde yo sé, no apareció ninguna nota en ningún medio de prensa. Creo que sólo la entrevistaron en una radio, en Había una vez, el programa que conduce Dinorah López en radio Uruguay. Supongo que eso se revertirá ahora que el libro ha conseguido distribución local (Gussi Libros) y seguramente estará en las librerías de todo el país.

Pero sea como sea, invito a todos a participar de la actividad del viernes, la presentación en la feria, la primera presentación del libro en Uruguay, pues no sólo tendremos la oportunidad de acercarnos a un magnífico libro de poesía para niños, sino también a una autora que escribe poesía a conciencia, y que lo hace sobre cuestiones claves para niños y niñas.

Como demostración de esto último, dejo aquí el poema con que se abre el libro Los espejos de Anaclara, un inicio tan magnífico como todo lo que le sigue:

Espejo, espejito
yo no quiero saber quién es más bella
Sólo dime tres cosas
espejito:
quién soy
quién fui
quién seré.