Dicen de Zipisquillas…

La revista mensual Participando, en su número de setiembre, presenta una reseña de Zipisquillas. Agradezco al autor de la misma, Ricardo Salvarrey Arana, la atención prestada y la difusión entusiasta.

Una lectura de Zipisquillas

Las cosquillas del aprendizaje

Zipisquillas es un libro que armoniza muy bien los siguientes puntos: 1) las vivencias de su autor, 2) su conocimiento de la etapa que vive el niño para el cual escribe, 3) la lógica de las diferencias (tan difícil de aprender y aprehender a lo largo de la vida) y 4) promueve la curiosidad por saber y descubrir cosas nuevas, cuestión no menor e inseparable una de la otra. Pasemos a comentar estos cuatro puntos que apreciamos en este libro de German Machado, un uruguayo que ha recibido numerosos premios por distintas obras, tanto en poesía como en narrativa, sobre todo para niños. En referencia a lo primero, el autor tiene la cualidad de imaginar recordando su infancia y demuestra la capacidad imprescindible de articular esto con lo segundo, orden arbitrario que no significa importancia de uno sobre otro. Entendemos que no debe haber literatura que exija más conocimientos y a la vez sea tan delicada de llevar adelante, si es que apunta a la formación moral e intelectual, como la que se enfoca en la etapa fundadora de futuros hombres y mujeres. Estos gurises de hoy, reciben a través de este excelente material en el personaje Zipisquillas y sus compañeros de aventuras, el reflejo de sí. Esto significa pensarse y pensar a los demás aprendiendo e incorporando el conocimiento y la persona que es el otro (eso es aprehender) en lugar de discriminarlo por sus características y capacidades, físicas e intelectuales. Ello ocurre cuando describe a los personajes con cualidades tan diferentes y tan similares a lo mejor de lo humano, diciendo que es en definitiva “un niño común”, allí lo logra. Por último, la cantidad de información la brinda el autor en una medida muy justa, al punto que no molesta para nada en la lectura algunos términos en latín y otro cúmulo de informaciones que en realidad impulsan a la búsqueda. Esta es en definitiva, la manera más firme de obtener conocimiento y generar nuevo. En resumen, Zipisquillas y su recuperación de las cosquillas es un camino para toda la vida.

Ricardo Salvarrey Arana

Una reseña anterior de Zipisquillas puede leerse en el blog de Darabuc.

Anuncios

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s