Dumas Oroño (1921 – 2005): un recuerdo personal

Cuando los militares lo destituyeron de la Enseñanza Secundaria, Dumas Oroño abrió un taller para niños. Mi padrino era amigo suyo, y sugirió a mis padres que me enviaran. Allá fui, con hermanos, primos y amigos. Su taller funcionaba en su casa, en el barrio de El Prado.

No aprendí a dibujar ni a pintar con él. Supongo que fue responsabilidad mía, o de mi muy mala motricidad fina. Pero era muy grato, los sábados por la mañana, ir a pintar al óleo, grabar mates, pirograbar el cuero, hacer cerámica. Eran años duros: 1975, 1976, 1977. Dumas me hacía entrar al fin de semana con ganas.

En 1985 intenté retomar. No hubo caso. Las artes plásticas se me negaron. O yo me negué a ellas, a pesar de Dumas. Pero quedó esa amistad. Con el pintor. Con el ser humano.

Dumas Oroño con su boina puesta

Dumas Oroño con su boina puesta

En 2001, cuando lanzó su libro autobiográfico, estuve con él. De la lectura del libro me quedó dando vueltas una frase: Siempre me gustó pintar caballos, decía Dumas. Y sí, en su obra hay muchos caballos. Nos había enseñado una forma de dibujarlos, trazando unas líneas sobre un rectángulo: arriba el lomo, abajo la panza, a la derecha la cabeza, la cola a la izquierda, las patas cayendo hacia abajo. Secretos constructivistas: a menudo me encuentro intentando dibujar esos caballos, los caballos de Dumas.

A partir de esa frase escribí un poema que un amigo en común le hizo llegar. Para mi sorpresa, lo eligió para poner en el catálogo de una exposición que hizo en 2004.

Dumas Oroño en La Colmena - Noviembre de 2004

Dumas Oroño en La Colmena - Noviembre de 2004

El texto del poema, escrito en agosto de 2003, dice:

Caballos

los caballos se le escapan por la noche
son como sueños que corren desbocados
centelleando en las piedras
las coces / pincelando en las telas
en las tablas
trazos trozos / rectangulares en ancas
delgadísimas piernas tangenciales
tres o cuatro rayitas
crines párvulas
pingos percherones o pegazos
cargan carros / a veces
cargan almas
materialísimos signos constructivos
grafías de cuerpos de caballos
se le escapan
se le escapan
por la noche del prado / de mañana
vienen a buscarme siempre
niño / pedacitos del trote desbocado

También en 2004, en la Sala de Dodecá, hicimos una exposición con una serie de su obra: Los mitos. Nos vimos unas cuantas veces entonces. Dumas ya estaba enfermo, pero no perdía su humor, ni su afabilidad. A cambio del poema, me regaló un dibujo. Seguro que salí ganando:

y los caballitos para Germán

y los caballitos para Germán

Y es que con Dumas, uno siempre salía ganando.

Anuncios

7 thoughts on “Dumas Oroño (1921 – 2005): un recuerdo personal

  1. hoy puse en google el nombre de dumas a raiz de un corto articulo que vi en el pais..
    y para mi sorpresa aparecio tu comentario que me imagino debe ser muy viejo..
    Yo tambien fui a esas clases pero por muy poco tiempo..
    (despues me dedique a la ceramica)
    vivia a pocos metros de su casa y si bien tampoco hice nada de dibujo, disfrutaba inmensamente del entorno fisico de su casa …
    No sabia que dumas habia muerto …es una pena que su aporte a las artes no tenga mas difusion..
    chabela sendic
    sydney 2009

  2. germán,

    acabo de leer tu evocación de dumas, tan entrañable.

    se ha difundido por vías capilares (como la sangre más servicial y andariega): una amiga de un hijo le envió el link.

    así que cayó de regalo! y además con el comentario de tu lectora chabela…

    a dumas le hubiera gustado leerte. ocupo transitoriamente el lugar que asumo, éste: el de alcanzar a ser tocada por las consecuencias de la bondad de dos seres queridos: mi padre y mi amigo germán.

    gracias!

    y para chabela: creo que ya llegará el reconocimiento para dumas. como sus caballitos, se entretiene en pastar, y va despacio.

    tatiana

  3. Pingback: 200 | Garabatos y Ringorrangos

  4. hola!! hoy me acabo de enterar de que tengo un cuadro de Dumas Oroño año 52 la obra es un señor sentado con una acordeon, me comento un señor que vio el cuadro que Tatiana es su hija me encantaria poder tener contacto con ella gracias,Ruben.-

    • Hola Ruben.
      Mi nombre es Andrés y soy nieto de Dumas y el hijo menor de Tatiana.
      Buscando en la internet datos de mi abuelo, me encuentro con el blog de Germán y todos los comentarios. Me interesa ponerme en contacto contigo y hacer de puente para comunicarte con Tatiana.
      Podés escribirme a: moradamovil@gmail.com

      Espero que tu correo.
      Saludos y hasta pronto.

  5. Soy docente del Liceo M. Rosé de Las Piedras, un lugar que recibió sus aportes y cariño, estamos organizando los festejos del 80 aniversario, un placer descubrir estos datos, fuí alumno de Rosa Fourment, alumna y amiga de Dumas, me pondré en contacto con algunos de ustedes si preciso màs información, saludos.

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s