Locomotora / La Camarena

Podría ser una separación mínima. Resulta que en Cataluña, y en catalán, y en contra de lo que me enseñaron de niño como señal de buena educación, poner el artículo antes del nombre es norma. Entonces, LA Camarena, por Cristina Camarena, estaría admitido. En rigor, se diría LA Cristina. Pero como hacerlo así me sigue sonando muy mal, opto por mantener el respeto y usar el artículo solo con su apellido.

¿Y lo de la locomotora?

Eso es porque esta mujer es una máquina de impulsar proyectos. Pura inquietud. Puro impulso. Temeridad absoluta. Una inmensa generosidad en el compartir y en el involucrar compañeros de ruta. Un manejo de redes impresionante. Una mujer de 26 horas por día. Una locomotora, sin dudas.

Camarena_ la mirda

Cristina Camarena promocionando su curso de emprendeduría en La Mirada.

Se la conoce, principalmente, por su emprendimiento más famoso: la Revista Kireei, que ya lleva cinco años en la vuelta, y de la que está por salir en estos días el número 8. También se la conoce por sus cursos de emprendeduría y marketing, que conduce desde La Mirada. Hace unos años, se la jugó a publicar un libro de cuentos ilustrados: Batiscafo. El año pasado intentó otro tanto con un libro de actividades para niños: Mi ciudad imaginada, del que es autora junto con Vireta. Había publicado, antes, un álbum con Lady Desidia, en el sello editorial Lumen, con el título: Wonderland. Y ahora, este año, esta primavera, arranca con un nuevo proyecto que se perfila en la dirección de convertir a Kireei, con todo derecho, en una editorial de libros álbumes para niños con una edad de 1 a 111 años.

camarena _ ciudad imaginada

“Mi ciudad imaginada”, de Cristina Camarena y Vireta.

Acaba de salir de imprenta su primer título: Me gustas tú (en catalán: Tu m’agrades), escrito por Noelia Terrer e ilustrado por Laura Miyashiro. Ya entró en imprenta el segundo: Sebastián y el mar (en catalán: En Sebastià i el mar), escrito por Caterina Perez e ilustrado por Coaner Codina, y está a punto de entrar en imprenta el tercero: Breve historia de una pompa de jabón (Història breu d’una bombolla de sabó), ilustrado por Iratxe López de Munáin y escrito por mí.

Hace unos meses estuve con Cristina y me enseñó un cuaderno donde tiene anotados sus proyectos hasta 2019. Eran dos páginas enteras. Llenas de títulos y de nombres de autores admirados. Me dio vértigo. Juro que lo pensé: “esta mujer no para”.

Poder trabajar de cerca con ella, formar parte de sus proyectos, acompañarla a la distancia, casi como un vagón de los que va tirando a una velocidad hipermoderna, es algo que nos llena de orgullo. No podremos ser objetivos al juzgar o al comentar sus logros: ¡están avisados! Dejamos eso para otros. Nos reservamos, eso sí, la vibración, la sacudida, la velocidad, el viento fresco en la cara, la alegría que nos regala acompañarla en este viaje. Y los invitamos a seguir de cerca su ruta, si es que no se distraen, porque como ya dijimos: no hay paradas a la vista.

Desde el blog intentaremos mantenerlos al corriente de lo que vaya surgiendo, pero no podemos garantizar que nos dé el aliento para cubrir todas y cada una de las cosas que surjan. Y eso sí, desde aquí, desde el último vagón, deseamos un buen viaje para LA Camarena, y el agradecimiento por ser la LOCOMOTORA de tantas “cosas bellas”.

Salú.

 

.

 

Anuncios

One thought on “Locomotora / La Camarena

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s