No hay críticas y hay críticas que…

A esta altura, el siguiente reclamo es un lugar común en nuestro medio (escribo desde Uruguay): prácticamente no existe crítica literaria en el campo de la LIJ. Los medios de comunicación no se ocupan de ella. Apenas, con suerte, difunden alguna novedad, y lo hacen a partir de los textos de contratapa, sin más.

Algunos pensarán que es mejor así. Pero a mí me resulta una desventaja, porque nunca está de más el intercambio serio (crítico, digamos) al respecto de nuestra propia labor como escritores.

Con algunos colegas, tengo la suerte de intercambiar ideas, perspectivas, pareceres y comentarios (más o menos críticos) sobre lo que hacemos. Pero nunca es suficiente, o al menos no lo es para mí. Y a menudo, entre nosotros, nos decimos que es una lástima que no haya una mirada especializada que pueda separar el trigo de la paja.

Así y todo, hay otro tipo de crítica en el campo dela LIJ. Una crítica que no proviene de la academia ni de los sectores especializados, sino de los destinatarios del género: niñas y niños que leen, comentan y dicen lo que les gusta y lo que no, y cómo.

Esta crítica, la más grata de todas las posibles, tampoco es fácil de recoger por parte de los autores. A veces nos sucede que en alguna actividad puntual nos encontramos con los lectores y ellos nos dicen algo. Son devoluciones que, más allá de alimentar la vanidad del autor (o de decepcionarla), sirven para saber por dónde van los aciertos y por dónde los errores.

En esta dirección, ayer recibí un correo de una colega, Gabriela Armand Ugón, que además de escribir LIJ, de promover la lectura y de tener un surtidísimo Rincón del Libro en FB, ejerce magisterio. Transcribo lo que me cuenta sobre su práctica de promotora de la lectura en clase:

Yo les leo algo todos los días del año, y contrariamente a lo que piensan muchas personas, la poesía les encanta (…) No analizo los libros como se hacía antes en las escuelas, sino que una vez leído cada libro dejo que fluyan los comentarios solos, y es divino escucharlos… Hay nenes que son tan expresivos, y salen cada cosas… algunos logran transmitir con la oralidad mucho más que en forma escrita, pero otros realmente logran expresar mucho con la escritura.

Resulta que, por estos días, Gabriela les leyó a sus alumnos algunos poemas de Ver llover, y tuvo la gentileza de enviarme los comentarios de ellos, niños y niñas de entre 7 y 8 años. Parece que a Gabriela no le va mal en su práctica de leer poesía, al contrario de lo que a menudo nos dicen editores, libreros y otros: que la poesía no se lee.

A continuación transcribo los comentarios que me llegaron de niños y niñas, y dialogo con mis lectores-críticos, a la vez de hacer cómplices de este intercambio a quienes se quieran sumar:

Germán, me gustó el cuento Ver llover. Me gustaría hacer cuentos como vos. Me dio mucha lástima el niño. Algún día me gustaría tener la misma actitud que vos. Me gustaría tener ese corazón de ángel que tenés vos.

Sabrina

Sabrina, me alegro de que hayas encontrado en los poemas un hilo narrativo, o sea, que los hayas tomado como pequeños cuentos. Hay algo de eso en estos poemas, así que ¡lo has descubierto! Y seguro que eso que llamas «corazón de ángel», es una forma de sensibilidad que tú ya tienes. No tendrás que esperar al futuro para encontrarle los latidos: están ahí.

Uno de los poemas de Ver llover comentado por los niños.

Hola Germán Machado ¿cómo andás? Yo estoy bien. Mi maestra Gabriela siempre me lee libros lindos.

A mí me encantó el poema y me re encantó un montón y a mí me gustó la parte que un niño se fue para afuera y se miró los zapatos y se cayó una gota.

Valentina C

Valentina, ¿verdad que está bueno que los maestros lean libros lindos todos los días? Es algo que debería hacerse en todas las escuelas y en todos los cursos. Algunas maestras y maestros lo hacen, pero no todos. Si a ustedes les gustan esas lecturas y comentan lo que leen con tanto entusiasmo, seguro que Gabriela se sentirá muy satisfecha de andar buscando todos los días un libro para leer. Una suerte para ambos: alumnos y maestra.

Hola Germán Machado: Buenos poemas, está re bueno el poema del huracán y el que dice gris… griss… grisssss

pero me dio tristeza el poema que se llamaba Rojo

Lucas Rueda

Germán, soy Valentina Guadalupe. Me gustó el poema que dice gris… grisss…. grissssss y el poema Rojo. Algunos poemas me gustaron mucho. Cuando Gabriela leyó Rojo me sentí triste y cuando leyó gris, grisss, grissss me dio gracia.

Valentina G.

Otro de los poemas: gris, griss, grissss...

Lucas y Valentina, en ese libro hay poemas juguetones, festivos, alegres, y otros más tristes. Y es que la lluvia tiene eso, ¿verdad? Sus distintos colores y sabores. Hay días que la recibimos con entusiasmo, otos días nos asusta y nos alerta, y hay otros en que nos da una tristeza honda. Bueno, Ver llover trata de captar, en la mirada del que escribe y en la del que lee, esos estados de ánimo. La poesía, en general, sirve para eso: para conectar las distintas experiencias que tenemos de lo que sucede afuera y adentro de nosotros. Y las cosas, como nuestros estados de ánimo, cambian mucho. Es cuestión de estar atentos a esos cambios: mirarlos, verlos, prestarles atención, expresarlos y leerlos. Por así decirlo: dejar que la lluvia nos abrace, y abrazarla.

Hola Germán Machado: Tengo una maestra, te digo el nombre de mi maestra: Gabriela. Me encantó mucho gris, griss, grisss. Todo me encantó. Me inspiró cuando el niño que no tenía zapatos me llegó en corazón. Me hizo llorar.

Dana

Dana, a mí a veces también me pasa eso cuando leo: se me estruja la garganta y me dan ganas de llorar. Y sí, a veces lloro al leer, como tú y como muchas personas. Hay lecturas que conmueven. Es a causa de las emociones que el escritor recrea cuando escribe y que el lector vuelve a recrear cuando lee. Formas de encontrarnos con nuestros sentimientos y con los sentimientos de los otros. Conmover quiere decir algo así como movernos con el otro: sentir lo que él siente. La poesía y el llanto a veces buscan eso: desahogar algunas penas, o celebrar algunas alegrías. Vas por buen camino como lectora.

Germán Machado, me encantan tus poemas ¿Podés hacer más poemas? Si podés te agradezco. A mí las personas pobres me dan lástima y el último poema que leyó mi maestra me dio mucha tristeza.

Clarisa

Hola, Germán: Espero que hagas más cuentos como Ver llover, porque no leímos todas las partes pero las que leímos me gustaron y otras me dieron lástima.

Cristian A.

Hola, Germán: Mi maestra leyó un libro de vos. Sos un gran escritor de poemas. También cuando el niño estaba descalzo y estaba bueno y el que se llamaba Rojo y había y el niño que no tenía zapato y era otro que ese tenía zapato.

Lucas R.

Germán, me gustó el poema Rojo pero me dio tristeza, no me gustan los niños que sufren.

Agustina

Hola, Germán. Me gustó tu poema, espero que hagas más poemas. A mis compañeros les gustó mucho. Es tan lindo tu libro que me dan ganas de tenerlo.

Maximiliano

De Luciano a Germán Machado

Hola, Germán, ¿qué estás haciendo? Mi maestra me leyó un poema y en algunas partes me puse triste por el poema Rojo que un niño se mira los pies y le mira los zapatos a otro niño y se le cayó una lágrima y esa lágrima debe haberle caído en el pie.

Clarisa, Cristian, Lucas, Agustina, Maximiliano y Luciano: si tengo cerca a lectores como ustedes y sus compañeros y compañeras de grupo, seguro que me esmeraré por escribir más poemas. Ya los verán.

En cuanto a la pobreza y al sufrimiento ajeno, sí, es cierto: da lástima. ¿A quién no le gustaría vivir en un mundo en el cual no existiera la pobreza? De tristezas como las suyas y la de muchos más habrá que conseguir la fuerza para que ese mundo sea posible. Los sentimientos son como transformadores de energía: toman una energía negativa y la transforman en una positiva. Y a mí, a veces, me gusta pensar que la poesía tiene mecanismos secretos que ayudan para que eso suceda.

Hola, Germán. Me gustó tu poema y me puse feliz. Me gustó cuando vi al niño descalzo por la calle y sin zapatos pero capaz que tenía frío en los pies porque no tenía zapatos.

Jessica

Jessica, me gusta que tú encuentres en ese poema una experiencia distinta que la que encontraron tus compañeros: seguro que más de una vez te divertiste chapoteando descalza entre los charcos. ¿Está bueno eso, eh! La poesía encierra distintos significados y, de última, por regla general, termina de construirse cuando un lector la lee y encuentra en ella el significado que mejor le viene al momento de leerla. Así que, junto a ustedes, y a esa lectura que hicieron con la maestra Gabriela, el libro Ver llover cobró nueva vida.

Días atrás una persona se preguntaba qué hacen los libros mientras nadie los lee. ¡Intrigante, verdad? Yo creo que lo único que hacen es esperar y tener la esperanza de encontrar sus mejores lectores.

Gracias a todos por sus comentarios. Y gracias a Gabriela por intermediar entre los libros, los niños y los autores. Cualquier día de estos nos vemos y leemos juntos otros poemas. Saludos.

Anuncios

5 thoughts on “No hay críticas y hay críticas que…

  1. Germán, muuuuchas gracias por dejar estos comentarios para que los degustemos todos!
    Cada lector reescribe lo que lee y las lecturas de los niños son siempre espontáneas.
    Como tú, felicito a Gabriela por leer siempre con sus niños, por acercarles poesía porque sí.

  2. Germán, la crítica existe. Pero, si encontrás medios que se interesen en difundirla voy corriendo a buscarlos contigo.
    Beso,
    Dinorah

    • Dinorah, es cierto. Hay gente que hace crítica. Pero es poca. Y también hay algún programa radial que se ocupa de LIJ (siempre trato de señalar la existencia de Había una vez, el programa de López Soler). Pero es insuficiente. En medio de los medios, son gotas en el océano. Los medios pasan a ser estos blogs. Peor es nada ;-) Abrazo.

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s