Sensemayá, la culebra

La culebra...

Es difícil escribir un poema sobre una culebra después de haber leído el famoso canto del cubano Nicolás Guillén:

Sensemayá por Nicolás Guillén
(Canto para matar a una culebra)
¡Mayombe–bombe–mayombé!
¡Mayombe—bombe–mayombé!
¡Mayombe–bombe–mayombé!

La culebra tiene los ojos de vidrio;
la culebra viene y se enreda en un palo;
con sus ojos de vidrio, en un pato,
con sus ojos de vidrio.
La culebra camina sin patas;
la culebra se esconde en la yerba;
caminando se esconde en la yerba,
caminando sin patas.

¡Mayombe—bombe–mayombé!
¡Mayombe–bombe–mayombé!
¡Mayombe—bombe–mayombé!

Tú le das con el hacha, y se muere:
¡dale ya!
¡No le des con el pie, que te muerde,
no le des con el pie, que se va!

Sensemayá, la culebra,
sensemayá.
Sensemayá, con sus ojos,
sensemayá.
Sensemayá, con su lengua,
sensemayá.
Sensemayá, con su boca,
sensemayá …

¡La culebra muerta no puede comer;
la culebra muerta no puede silbar;
no puede caminar,
no puede correr!
¡La culebra muerta no puede mirar;
la culebra muerta no puede beber;
no puede respirar,
no puede morder!

¡Mayombe—bombe–mayombé!
Sensemayá, la culebra…
¡Mayombe–bombe–mayombé!
Sensemayá, no se mueve…
¡Mayombe—bombe–mayombé!
Sensemayaá, la culebra…
¡Mayombe—bombe–mayombé!
Sensemayá, se murió!

Así y todo, no pueden decir que no lo intenté. Obviamente, mi perspectiva sobre la culebra verde es diferente a la del cubano. Quizás porque yo no corrí los riesgos de que me mordiera una y entonces pude verla como símbolo de otra cosa: el silencio de una tierra azotada.

Gracias a Darabuc por darle continuidad a esa serie, un lindo lugar donde publicar poemas para niños, sin dudas.

Anuncios

5 thoughts on “Sensemayá, la culebra

  1. No hay de qué, Germán. Para mí es una alegría. Solo habrá un poema que seguro no te publicaré: el del caracol. ¡Bien ganado me lo tengo para mí solo! :D

  2. Si no tienes prisa en verte editado, el solo nombre de morrocoyo es todo un poema, así que bien lo merecerá el animal y a mí me alegrará recibirlo. :)

    • Por lo general, las mejores preguntas vienen después de leer. Pero en el caso de este poema, pienso, se puede preguntar por los miedos que generan algunos animales: arañas, víboras y así. Y después ver que hay otras posibilidades de acercamiento al mundo de esos animales. Saludos y gracias por comentar aquí.

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s