Darabuc

Por noviembre de 2007 envié a Gonzalo García, poeta, escritor, traductor, promotor de la literatura infantil y un largo etcétera, un texto acompañado de una imagen. Se trataba de un poema sobre un animal autóctono: el tucu tucu. La foto es de Marcelo Casacuberta, y me la había facilitado mi amiga, bióloga, zoóloga, Bettina Tassino.

A continuación, el texto y la imagen que Gonzalo publicó en su blog: DARABUC, para mí, un referente en materia de eso que hemos dado en llamar Literatura Infantil y Juvenil.

Tucu tucu - Foto de Marcelo Casacuberta

Tucu tucu – Foto de Marcelo Casacuberta

TUCU TUCU

Asoma la cabeza
y sus dientes naranja
son como dos almenas de un castillo radiante.

Madriguera escondida o túnel subterráneo,
el tucu tucu excava una cueva,
su casa: bajo piedra en el cerro,
bajo arena en la playa,
bajo tierra en el monte. Excava,
siempre excava,
y de tanto excavar, el tucu tucu tiene
la pelambre de barro y las uñas tiznadas.

Un geniecillo huraño
—el hocico achatado y la cola bien larga—
va royendo el silencio en la tarde del campo
y le hace zancadillas a caballos y vacas.

Asoma la cabeza
y sus dientes naranja
parecen una mueca del sol entre los pastos.

Luego, alentado por el resultado y por el cuidado editorial que Gonzalo García pone en la redacción de su blog, seguí escribiendo una serie de poemas sobre animales de esta zona del continente y del territorio uruguayo. Muy despacio y espaciosamente fueron apareciendo:

La serie va creciendo despacio. Ya tendremos novedades. Mientras tanto, los invito a seguir de cerca ese blog, el blog de DARABUC, literatura infantil e ilustración.

Darabuc - Literatura infantil e ilustración

Darabuc – Literatura infantil e ilustración

Sencillamente: no tiene desperdicio.

NOTA DE EDICIÓN DEL 10 DE NOVIEMBRE DE 2014:

Con fecha 27 de agosto de 2014, Darabuc dejó de publicar su blog. La serie de poemas sobre animales autóctonos se había discontinuado. El último poema publicado ahí fue “La culebra verde”, el 14/3/2011.

7 thoughts on “Darabuc

  1. Ah, vaya, gracias por el piropo.

    Debo decir que la serie se inició con verso libre y luego fue volviendo al verso tradicional. No tengo nada contra esta última forma, que tiene mucha razón de ser para el público al que se dirige; pero te animaría a seguir experimentando, dentro de la LIJ, en el primer campo, el del verso libre, porque es un camino que casi nadie huella.

    Por cierto que tengo ya una reseña lista de Zipisquillas. ¡Tiembla, Germán! ¡Gorey a mi lado es un párvulo timorato! ;)

  2. Gonzalo, eso último sonó amenazante. En cuanto a la rima, qué sé yo, será que es más fácil con rima (cuando de poesía se trata). Espero esa reseña: serás el primero en encargarse del libro. Ya veremos. Abrazo.

  3. Muy bien, par de dos, entonces yo esperaré a ver la reseña de Darabuc para publicar la mía: no quiero estropearle la primicia (además, en confianza, en esto de publicar en el blog, Darabuc es una liebre y yo una tortuga:-)).
    Yo tampoco puedo pasarme sin pasar por el blog de Darabuc, Germán. Me alegra saber que la serie poético-faunística no se retira ;-)
    Besos a los dos.

  4. Ana, por mí puedes publicarla cuando quieras, no hace falta decirlo. Primero, porque sí; segundo, si quieres más razones, porque tú no le darás tono académico y descriptivo, sino personal y apasionado.

    Un abrazo

  5. Pingback: 200 | Garabatos y Ringorrangos

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s